¡ somos turistas, no delincuentes ! Autocaravanistas por sus derechos: La regidora de Portomarín retira sus competencias al BNG y hace peligrar el pacto

Artículo 139 Constitución Española.-
  • 1. Todos los españoles tienen los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte del territorio del Estado.
  • 2. Ninguna autoridad podrá adoptar medidas que directa o indirectamente obstaculicen la libertad de circulación y establecimiento de las personas y la libre circulación de bienes en todo el territorio español.


  • Las áreas de servicio para autocaravanas suponen posibilitar de forma ordenada un turismo de gran potencial económico para la ciudad que hasta ahora no haya apostado por él.

    ¡¡Comerciante, APOYA nuestra presencia en tu población!!

    Deja tu firma en cualquiera de estos sitios o en los dos.
    Debemos conseguir el mayor apoyo posible en beneficio de todos.
    Muchas Gracias.
    ¡¡ Pásalo !!
    Empresas firmantes: Autocaravanas FAUCA, S.C - MiCasaConRuedas.com ....
    Petición Pública
    ~5865~
    firmas
    Leer ACLARACIÓN SOBRE RECOGIDA DE FIRMAS ~ Pulse aquí

    ~ ~ Petición de firmas en AVAAZ.org ~ ~ 3485 firmas * ya has firmado ?


    ||Si te gusta nuestra iniciativa y deseas apoyarla, danos un "Me gusta". Tu apoyo es muy importante. Gracias !!
    VISITA E INGRESA COMO VOLUNTARIO SOLIDARIO EN LA
    INTERNATIONAL MOTOR-HOME ORGANIZATION - WWW.IM-HO.ORG

    La regidora de Portomarín retira sus competencias al BNG y hace peligrar el pacto

    11/03/2011 - Pablo Rodríguez / El Progreso (Lugo)

    La alcaldesa de Portomarín, Silvia Rodríguez, ha retirado las competencias atribuidas al BNG en el acuerdo de gobierno que firmaron en su día socialistas y nacionalistas, una decisión polémica que pone en peligro el futuro del bipartito.

    La regidora dice que se ha visto obligada a tomar esa decisión para garantizar «a actividade diaria» del Concello, al creer que el Bloque entorpece dicha gestión. Discrepa con esa justificación el teniente de alcalde, el nacionalista Xesús López, que reprocha la nueva «deslealdade» por parte del PSOE, al que acusa de romper el pacto, aunque apela a la «responsabilidade» para anunciar que el BNG garantizará la gobernabilidad en lo que queda de mandato.

    El detonante de este nuevo enfrentamiento en el seno del equipo de gobierno ha sido la compra por parte de López de material eléctrico por unos 3.700 euros para reparar averías en la iluminación pública.

    El teniente de alcalde defiende que acometió ese gasto «co informe favorable de intervención» y dentro de sus competencias como responsable del alumbrado, al estar facultado «para a compra do material necesario para o mantemento do servizo». Por ello, criticó a la alcaldesa por anular la orden y devolver el pedido cuando llegó al concello, una actirud que considera «prepotente».

    Rodríguez replicó que la competencia para autorizar gastos de esa cuantía recae en la alcaldía y en la junta de gobierno, por lo que López incumplió al cerrar una operación de la que, además, dijo no haber sido informada. «Non pode coller e chamar ao almacén para comprar algo por esas cantidades altas», subrayó.

    También acusó a los concejales del Bloque de «paralizar» la actividad del Concello al faltar «reiteradamente» a las comisiones de gobierno. «A actividade diaria era imposible, nas últimas xuntas non se presentaron cando había que tratar temas importantes como subvencións e licenzas de veciños», argumentó.

    Según la alcaldesa, ese bloqueo es el que la ha llevado a retirar mediante decreto las competencias del Bloque en sus áreas delegadas: turismo e industria, cultura y vivienda, bienestar social y medio rural.

    Nuevo escenario

    En virtud de la decisión de la regidora, el Bloque sólo estará facultado en las áreas que antes gestionaba para hacer propuestas de resolución para incluirlas en el orden del día de plenos y juntas de gobierno. Por tanto, los nacionalistas dejarán de tener las competencias fijadas en el pacto de gobierno para dirigir, inspeccionar e impulsar servicios en ese ámbito de actuación, así como firmar las disposiciones, comunicaciones y resto de documentación referida a dichas áreas.

    Además, en virtud de ese decreto, Rodríguez asumirá la gestión de los servicios de jardines y alumbrado público —este último fue el que originó el actual enfrentamiento—, que hasta ahora eran competencia de López, que sólo conserva la gestión del área de cementerios .

    El aún teniente de alcalde —Rodríguez no lo ha relevado del cargo— calificó de «irresponsable» esta decisión, al «poñer en perigo a gobernabilidade do concello, prexudicando os veciños de Portomarín».Tras achacar la medida al «nerviosismo da alcaldesa» por la cercanía de las municipales, con el ánimo de «intentar aproveitar toda a acción de goberno ao seu favor», López contrapuso esa actitud a la «responsabilidade» del BNG, que, según recalcó, «garantirá a gobernabilidade do concello ata as eleccións porque o noso pacto é cos veciños». «O pobo é soberano e decidirá en maio», sentenció

    En ese sentido, resaltó que su partido toma esa decisión para «garantir que sexan unha realidade obras necesarias e moi agardadas polos veciños», entre las que citó el nuevo polideportivo, el área de estacionamiento de autocaravanas y actuaciones que propuso el BNG a la Diputación de Lugo para saldar la deuda del canon como el puente de Lion y la pista de San Fiz a Moreiras.

    A pesar de esta polémica, la alcaldesa coincidió con López en no dar por roto el gobierno de coalición. «Non se rachou co pacto, simplemente se lle retiraron as delegacións ao Bloque igual que fixemos hai ano e medio cando lle quitamos competencias na xunta de goberno por unha situación similar. A explicación de por qué non axudan na actividade diaria terán que dala eles», concluyó.

    Precedentes

    PSOE y BNG se han enzarzado en varias disputas pese a formar coalición de gobierno, un acuerdo que ya fue difícil de alcanzar y no se cerró hasta pasado el primer año de mandato.

    Esas desavenencias se hicieron patentes en un pleno en octubre en el que los socios del bipartito votaron hasta en tres sentidos diferentes una moción del PP en la que se pedía que compareciese el edil Marcos Sánchez. Además, el Concello gestiona un presupuesto prorrogado de pasados ejercicios al no lograr ponerse de acuerdo los socialistas y el Bloque.