¡ somos turistas, no delincuentes ! Autocaravanistas por sus derechos: jueves 7 de agosto de 2014

PARTICIPA APOYANDO AL TURISMO ITINERANTE EN "OSOIGO.COM"


ESTAMOS CONTRA LA DOBLE ITV AL AÑO PARA FURGONES Y FURGONES VIVIENDA
NECESITAN NUESTRO APOYO. FIRMA AQUÍ

Artículo 139 Constitución Española.-
  • 1. Todos los españoles tienen los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte del territorio del Estado.
  • 2. Ninguna autoridad podrá adoptar medidas que directa o indirectamente obstaculicen la libertad de circulación y establecimiento de las personas y la libre circulación de bienes en todo el territorio español.


  • Las áreas de servicio para autocaravanas suponen posibilitar de forma ordenada un turismo de gran potencial económico para la ciudad que hasta ahora no haya apostado por él.

    ¡¡Comerciante, APOYA nuestra presencia en tu población!!

    Deja tu firma en cualquiera de estos sitios o en los dos.
    Debemos conseguir el mayor apoyo posible en beneficio de todos.
    Muchas Gracias.
    ¡¡ Pásalo !!
    Empresas firmantes: Autocaravanas FAUCA, S.C - MiCasaConRuedas.com ....
    Petición Pública
    ~5893~
    firmas
    Leer ACLARACIÓN SOBRE RECOGIDA DE FIRMAS ~ Pulse aquí

    ~ ~ Petición de firmas en AVAAZ.org ~ ~ 3831 firmas * ya has firmado ?


    ||Si te gusta nuestra iniciativa y deseas apoyarla, danos un "Me gusta". Tu apoyo es muy importante. Gracias !!
    VISITA E INGRESA COMO VOLUNTARIO SOLIDARIO EN LA
    INTERNATIONAL MOTOR-HOME ORGANIZATION - WWW.IM-HO.ORG

    [Gipuzkoa] Las autocaravanas se ‘matriculan’ en la UPV

    Un centenar de caravanas inundan las inmediaciones de la biblioteca universitaria de Ibaeta durante el verano Estos vehículos aparcan por algo más de seis euros diarios en su parking específico y por cuatro, en las calles cercanas
    JON PEJENAUTE RUBEN PLAZA - Jueves, 7 de Agosto de 2014 - 
    Varias autocaravanas invaden las aceras de la calle Andrestegi, junto a la biblioteca de la UPV/EHU, ayer.
    • Una transeúnte evita la caravana.
    DONOSTIA - Durante estos días de sol y playa, los aparcamientos de los alrededores de la biblioteca y el aulario del campus de Ibaeta, que en invierno son ocupados por los coches de los estudiantes, se han convertido en el hábitat de un centenar de autocaravanas procedentes de diferentes partes del mundo. El motivo de estos inusuales invitados es que el parking dirigido y acondicionado expresamente para estos vehículos, situado al comienzo de la subida de Berio, se queda pequeño en estas fechas estivales.
    Por ello, según indican varios agentes de la OTA, el Ayuntamiento de Donostia les autoriza a aparcar, que no acampar, en la calle Andrestegi, que rodea gran parte de la biblioteca pública de la UPV/EHU. El problema con el que se encuentran los transeúntes que caminan por esta zona de la capital guipuzcoana es que los estacionamientos de esta calle no están pensados para las dimensiones de las autocaravanas, que sobresalen de la calzada y ocupan gran parte de las aceras. Este hecho obliga a todo aquel que pasa por esta vía urbana a pisar los jardines o a invadir la carretera, con el riesgo que ello supone para un peatón.
    Las caravanas que estacionan en este aparcamiento tienen que respetar las mismas condiciones que las que lo hacen en el parking específico para estos vehículos, que se encuentra a unos 300 metros de este punto, y en el que un toledano asegura: “Es de agradecer que nos concedan una zona de este estilo cuando el parking de caravanas está abarrotado, ya que preferimos tener vecinos cerca por temas de seguridad”.
    “APARCAR O ACAMPAR” Este visitante explica que en este lugar solo pueden aparcar, “aunque hay gente que utiliza las cuñas de equilibrio o barras de estabilización”, lo que está considerado como acampar, al igual que calzar las ruedas y está prohibido. Sin embargo, en el parking exclusivo para autocaravanas sí se consiente la utilización de estos elementos, que permiten una mayor estabilización.
    Y es que en este recinto solo se entiende como acampada “el despliegue de elementos propios que desborden el perímetro del vehículo, tales como toldos” y no los de estabilización. Pese a ello, un usuario de este parking admite que “en el momento que una rueda de la caravana no toca el suelo ya se considera acampada”. En esta área, donde pasa sus vacaciones este extremeño, “está rigurosamente prohibido cocinar o desplegar mesas y sillas”, al igual que en la calle Andrestegi, en la que no se respeta esta medida. “Nosotros nos encargamos de recordarles que en la vía pública está prohibido comer en mesas plegables y les hacemos recogerlas”, aseguran dos operarios de la OTA.
    Según ellos y aunque parezca curioso, “estacionar junto a la biblioteca sale más barato que hacerlo en el parking de caravanas”, donde está permitido aparcar durante un máximo de tres días a cambio de 19,65 euros. Por otra parte, en las inmediaciones de la biblioteca y el aulario el precio diario ronda los cuatro euros, aunque en esta zona, al contrario que en el parking de caravanas, no disponen de un suministro de agua. A pesar de esta comodidad, los usuarios del recinto especial para caravanas se quejan de la inexistencia de una toma de electricidad y de que “los espacios son muy reducidos” en comparación con otros parkings, lo que afecta tanto a turistas como a ciudadanos locales.
    Fuente:

    [Gerona] Los campings critican la falta de control sobre las autocaravanas

    Girona | 07/08/2014

    Los campings critican la falta de control sobre las autocaravanas
    Autocaravanas en la calle París de Platja d'Aro acn
    Castell-Platja d'Aro. (X.Pi/M.López/Acn)

    La falta de control sobre los turistas que llegan a la Costa Brava en autocaravana y se instalan en aparcamientos municipales ha indignado al sector del camping. En estas áreas -sin ningún tipo de servicio- se puede estacionar, pero deben marcharse, como máximo después de 2 o 4 días. La realidad que algunos extranjeros se quedan semanas enteras. En Platja d'Aro, hasta desenrrollan los toldos de las autocaravanas, comen a pie de acera y hacen vida en la calle. Algunos campings lo definen como "una clara competencia desleal" y reclaman a los ayuntamientos un mayor control. Los consistorios admiten la problemática, pero también aseguran que no pueden poner un policía las 24 horas.

    Una treintena de autocaravanas se alinean a lo largo de la calle París de Platja d'Aro. En verano, el Ayuntamiento establece que ésta sea la zona donde pueden estacionar. Aquí no hay ningún tipo de servicio (de hecho, es una calle). Ni conexiones de luz ni lugar donde verter las aguas grises. Como máximo, las autocaravanas pueden estar 48 horas; después tienen que marcharse. Pero esto no es lo que pasa. Hay casos en que los extranjeros convierten esta calle en el lugar donde instalarse durante las vacaciones. Sacan las mesas a la acera, extienden los toldos y llegan a atar cordeles en los árboles cercanos para secar la ropa.

    Christophe Goyer y su familia, son de la Bretaña francesa y explican que en Platja d'Aro han encontrado lo que querían. "Aquí estamos cerca de la playa, hay mucha animación y también atracciones para los niños", explica Goyer. En otra autocaravana, Wim Sluijter y su mujer leen y toman café. Tienen la mesa junto a la acera. Llegaron el sábado y no saben cuándo se marcharán. "Cuando tengamos suficiente, volveremos a Holanda", explica. Este es el segundo verano que pasan parte de sus vacaciones en Girona. El año pasado también aparcaron aquí mismo. Sluijter explica que el techo solar de la autocaravana les da parte de la electricidad que necesitan. Y cuando hay que recargar baterías, verter las aguas grises o ducharse, optan por ir una noche en un camping. Luego, vuelven a la calle París. Después de todo, precisa el holandés, todo es cuestión de dinero. "Un camping te puede costar unos 30 ó 50 euros por noche, aquí, es gratis", explica.

    Competencia desleal

    "Como montar una parada delante de una tienda". Platja d'Aro no es el único municipio donde los turistas de autocaravana pasan las vacaciones en estas áreas de aparcamiento. Desde el sector del camping, quejosos con la situación, aseguran que esto también se da en Sant Feliu de Guíxols y otros puntos de la Costa Brava. Los campings no se oponen a estas áreas de estacionamiento. Pero sí reclaman más control por parte de los ayuntamientos para garantizar que las autocaravanas se marchen pasado el tiempo máximo establecido. La directora del camping Valle de Aro, Marina Mestres, califica la situación de "clara competencia desleal". Su camping está situado en una de las entradas de Playa de Aro, casi al lado del área de estacionamiento de la calle París. "Imagínese que en una tienda de ropa del municipio se le instala un puesto en el delante, que no paga impuestos pero vende el mismo género; pues eso, salvando distancias, es lo que me pasa a mí ", critica. Y añade: "Estos turistas no pagan absolutamente nada, pero incluso están más cerca de la playa que nosotros".

    Mestres también reclama al ayuntamiento que los carteles instalados para indicar el área de estacionamiento de autocaravanas sean más precisos. Los que hay ahora, debajo de las palabras Área de autocaravanas ', constan las coordenadas y el nombre de la calle París. La directora del camping Valle de Aro pide que, además, se especifique el tiempo máximo de estacionamiento (es decir, 48 horas).

    La concejala de Turismo de Platja d'Aro, Imma Gelabert, explica que precisamente el aparcamiento de la calle París se habilitó para no entrar en competencia desleal con los campings. En temporada baja, cuando los campings del municipio están cerrados, el Ayuntamiento abre otra área para autocaravanas, ésta con los servicios necesarios. "Durante el invierno tenemos abierta esta zona, pero entre Semana Santa y el mes de noviembre, la cerramos y derivamos las autocaravanas a la calle París ", concreta. Gelabert explica que están obligados "por ley" a tener una zona de estacionamiento para este tipo de vehículos, y que la normativa municipal marca explícitamente que las autocaravanas no pueden estar más de 48 horas. Ahora bien, aunque la policía hace seguimiento, Gelabert también admite la existencia de la problemática que critican algunos campings. "Es evidente que no podemos controlar al 100% porque eso supondría tener un policía en lugar las 24 horas", dice la concejal de Turismo. Por último, Gelabert también explica que estudiarán incluir la limitación de tiempo máximo de estacionamiento en los carteles indicativos.

    Su homólogo en Sant Feliu de Guíxols, Juanjo García, también admite que esta problemática se puede dar el municipio. Aquí, el área de estacionamiento para autocaravanas se encuentra detrás de la estación de autobuses, y la idea es que no se estén "más de tres o cuatro días", precisa el regidor. En este lugar sólo hay un punto para verter las aguas grises directamente al alcantarillado. Nada más. "Sí que es verdad que hoy por hoy no se hace control de las autocaravanas, pero nuestra idea es reconvertirlo en un área privada", concreta García. La intención es que el Ayuntamiento saque el pliego de condiciones del concurso público a la entrada del otoño.

    Fuente: